Séralini pide a la Industria transparencia en sus estudios sobre pesticidas y transgénicos

Séralini vuelve a publicar su estudio: El herbicida Roundup y el maíz transgénico son la causa de serios problemas de salud

Un estudio científico que establece relación entre graves efectos en la salud en las ratas alimentadas con el maíz transgénico Roundup Ready, ha vuelto a editarse después de supolémica retirada tras una fuerte presión comercial. Ahora los reguladores deberían responder y revisar las licencias concedidas a los transgénicos y pesticidas, y los procedimientos que se siguen para la concesión de licencias.

El estudio de toxicidad crónica indaga sobre el impacto en la salud de las ratas al alimentarlas con el maíz transgénico NK603 y pequeñas dosis del herbicida a base de glifosato Roundup.

El estudio originalmente fue publicado en la revista Food and Chemical Toxicoly (FCT) en septiembre de 2012, encontrando daños hepático y renal severos y alteraciones hormonales, incluso con dosis por debajo de los valores permitidos para el agua potable en la UE.

Sin embargo, el editor jefe de la revista se retractó de su publicación en noviembre de 2013, después de una campaña de difamación sostenida por científicos protransgénicos.

Los efectos tóxicos se encontraron tanto consumiendo sólo el maíz transgénico, que consumiendo sólo Roundup o ambos, Roundup y maíz transgénico. Los resultados inesperados fueron los de encontrar unas altas tasas de tumores y una mortalidad más elevada en los grupos que los consumieron.

Las críticas se han tenido en cuenta en la nueva versión

El estudio se ha vuelto a publicar en la revista Environmental Sciences Europe. La versión reeditada contiene nuevo material para hacer frente a algunas de las críticas que se hicieron a la publicación original.

También se publican los datos brutos subyacentes a las conclusiones, a diferencia de los datos en bruto que la Industria mantiene en secreto, por ejemplo, para la aprobación de Roundup. Sin embargo, la nueva edición presenta los mismos resultados que en el anterior y las conclusiones no se han modificado.

La reedición restaura el estudio dentro de la literatura científica revisada por pares, para que pueda ser consultado por otros científicos. También se acompaña de un comentario por parte del equipo del profesor Séralini (También publicado en The Ecologist), en el que se describe las presiones de los partidarios de los cultivos transgénicos para forzar al editor de FCT a que se retractase de la publicación del estudio.

Los autores explican que la retractación ha sido “un ejemplo palpable de los conflictos de interés entre las evaluaciones científicas y los productos comercializados en todo el mundo. También mostramos que la decisión de retractarse no responde a motivos científicos o éticos evidentes. La censura de una investigación que muestra posibles riesgos para la salud socava la credibilidad de la Ciencia. Por este motivo, hemos considerado su publicación en otra revista”.

El estudio publicado ha sido sometido a una estricta revisión por pares

Claire Robinson, editora de GMOSeralini.org, comentó: “Este estudio ha pasado con éxito por al menos tres rondas de una rigurosa revisión por pares.

En primer lugar, fue revisado para su publicación inicial en Food and Chemical Toxicology, y según los autores se aprobó con unas modificaciones menores.

El segundo examen consistió en el análisis de los datos en bruto por un grupo de personas no identificadas, una revisión organizada por el editor en jefe de FCT, Wallace Hayes, en respuestaa las críticas al estudio realizado por científicos protransgénicos.

En una carta dirigida al Profesor Séralini, Hayes admitía que los revisores anónimos no encontraron anda incorrecto en los resultados, pero argumentó que los resultados no eran concluyentes, y eso justificó su decisión de retirar el estudio:

Una mirada más profunda de los datos en bruto reveló que no hay conclusiones definitivas sobre los posibles daños causados por el maíz transgénico o Roundup en lo que respecta a la mortalidad o la incidencia de tumores. Dada la alta incidencia de tumores en las ratas utilizadas, las Sprague-Dawley, una variabilidad normal no puede excluirse como causa de una mayor mortalidad e incidencia en los grupos tratados.

La justificación dada para la retractación fue muy criticada por numerosos científicos, y considerado como un acto de censura y de jugar en favor de los intereses de la Industria de los transgénicos”, dice Robinson.

Algunos científicos dicen que otros muchos trabajos s contienen hallazgos no concluyentes, incluyendo estudios de Monsanto a 90 días con el mismo maíz transgénico, y sin embargo no se ha producido ninguna retractación. La retractación incluso fue criticada por un ex miembro del consejo de redacción de FCT”. (véase también:http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2013/12/30/haciendo-una-buena-limpieza-de-la-literatura-cientifica/).

Ahora el estudio ha pasado una nueva revisión por pares, organizada por la revista que va a volver a publicar el estudio, Environmental Sciences Europe.

Que los críticos realicen sus propios estudios

………..

Artículo completo:

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2014/06/26/seralini-pide-a-la-industria-transparencia-en-sus-estudios-sobre-pesticidas-y-transgenicos/

Los comentarios están cerrados.